13/1/10

DEDICATORIA


DEDICATORIA

A DIOS
Este libro está dedicado en cada página a Dios y su infinito amor que como un océano de generosidad inunda esta majestuosa creación.
¿Cómo agradecerte, Padre, por esta existencia que me has dado? ¿Cómo pensar siquiera en hacerte un homenaje a la altura que te mereces?
Recibe entonces por favor, Bondadoso Divino, este humilde canto que te dedico en las páginas de este libro, preparado gracias a la inspiración que le has dado a mi corazón.

A PREM RAWAT
También está dedicado este libro a Prem Rawat, un maravilloso ser que ha llenado mi vida de la más hermosa inspiración. De él recibo fascinantes enseñanzas desde 1978. Me ha mostrado y me recuerda que la plenitud interior es la más noble tarea en mi existencia. A Prem Rawat se le conoce también con el título honorífico de Maharaji.
Ha creado una importante fundación para difundir su mensaje de paz y también para encausar importantes ayudas humanitarias en muchos países: La Fundación Prem Rawat (The Prem Rawat Foundation).
En www.tprf.org se puede conocer al respecto de esta fundación.

A JALIL GIBRÁN
Deseo hacer una recordación muy especial de Jalil Gibrán, artista libanés (1883-1931), cuyas hermosas obras han tocado el corazón de millones en el mundo. Sus dos libros más conocidos son “El Profeta” y “Jesús el Hijo del Hombre”. Invito a todos los lectores y a las nuevas generaciones a disfrutar sus muchas obras tan llenas de sentimientos poéticos hacia la Divinidad.

INTRODUCCIÓN




Dios es un infinito diamante de inmaculada perfección. Joya que contiene en sí todo el universo. Es Belleza increada, origen de todo cuanto existe. Es la Suprema Bondad que irradia su amor a todas sus criaturas. Degustar un acercamiento a Él es un regalo suyo en el que podemos extasiarnos.
Su Bondad se puede apreciar también en el interior nuestro. Ampliar esta apreciación es tarea de toda una existencia porque cada día tenemos mucho por aprender respecto al amor de nuestro Hacedor y porque mientras más sabemos de sus manifestaciones más crece nuestro deleite.
El presente libro, ofrecido con todo el afecto a los lectores, aspira a refrescar sentimientos naturales que ya existen en el corazón de cada uno hacia nuestro Hacedor, como por ejemplo la admiración, la alegría, la gratitud.
Estas páginas contienen también versos que espero sean del agrado de los queridos lectores.
Quisiera por último recomendar una lectura pausada y meditada para facilitar una mayor asimilación y disfrute del libro.


José Miguel Yepes C.
Medellín, Colombia, 2007
Primera Edición

PRIMIGENIO


El Océano Infinito de calma
energía absoluta
flotaba en su gloria
antes de existir el tiempo.
Por su Bondad Suprema
compartió su Esencia
y creó el universo
y moró en nuestro aliento
por su Gracia Magna.

TU BONDAD


AROMAS

Padre Bondadoso,
cada flor tuya
me dice que te quiera
cada rosa me invita
que te ame.
Aire y brisa me traen aromas
fragancias que enamoran
del más dulce néctar
del más suave perfume.
Cada aliento que tomo
me dice que me quieres
al traerme la esencia
de tu amor maravilloso.

La firmeza de tu Mano, Bondad, rige el universo de forma amorosa. Cuánta belleza encierras, Fuerza que teje el día y la noche.

¡Quién tuviera palabras para elogiar tu ilimitado amor, Bondadoso Supremo!

Gracias por esta creación, Hacedor Supremo.
Tu Bondad es la esencia de la creación.
Tu armonía, la perfección de la vida.
Tu designio, la manifestación del poder.
Tu distintivo, tu desbordante amor.

Bondad, cuando aceptamos tu invitación de amarte, nuestra esencia se regocija en tal grandeza.
Dador, quisiera alabarte toda una vida por tantas maravillas que has creado.
Es el mayor regalo
aprender de tu dulzura
conocer de tu alegría
saber de tus bondades
reconocerme hijo tuyo
sentirme muy amado
en las estrellas y luceros.

Tan apacible majestad. Dar calma al mar, pintar el atardecer, dotar de canto al ave. Cuán dulce perfección.

Supremo regalo: dotarnos Él de un corazón capacitado para amarlo.

Dulce Hacedor
Amigo del corazón
que tu recuerdo me llene
de armonía y pasión.

Cuán magnificente tu generosidad que inunda tu creación.

Dulzura que derrites
De amor a toda alma
Presencia que se irradia
Con tanta paz y calma.

Cuando guías los pasos hacia Ti las espinas se tornan en flores.

Tan maravilloso obsequio. Regalar un espacio interior desde donde apreciar esta existencia.
Él hizo cosas fabulosas como la luciérnaga que brilla con luz propia. La colorida mariposa que antes se arrastró cual gusanito. Criaturas tan especiales.
Y maravillosamente fabricó en nosotros un corazón, recipiente del más hermoso sentimiento, para disfrutar esta maravillosa creación. Para sentirla como la joya más preciosa.
Un regalo tan lleno de amor. Tan incondicional.
Gracias Vida, por esa puerta que nos abres cada día. Por mostrarnos esa estancia donde el propio corazón se extasía contemplando lo Real.

Portento de Belleza
Sabiduría magna
a tus Pies
el universo danza.

Tú, Rey del corazón y Sublime Ser, tu Bondad es tan grande, tu esplendor tal, que por ello dicen los sabios que merece esperarse en los umbrales de tu palacio, hasta que sea abierta la puerta.
Quienes alzan la vista hacia aquel vasto interior quedan deslumbrados.
¡Oh Rey! ¡Podemos conocer tal dicha!

EL SER ESTÁ DE FIESTA



PERCEPCIÓN

Cuando te siento, Bondad,
el rosal me brinda su mejor aroma
la fuente busca reflejar tu Esencia
y el viento alegre, danza.
Al sentirte
tu luz me inunda
tu paz me encanta
tu alegría me invita
a gozar el recuerdo
de la flor del alma.
Cuando el viento
trae tus acentos
la vida baila
el ser brilla
y la tierra canta.

La existencia es una joya. Lo Real es disfrutable. Mas sólo Tú, constante Amigo, me liberas del laberinto de las ideas.

Difícil de imaginar que Tú, Dador, tuvieras tantas dádivas para nosotros tus hijos. Difícil de concebir tanta generosidad.

Quiero olvidar mis menudas ambiciones y permitir que tus regalos interiores sobrepasen mis sueños.

Qué lindo sería vivir como los niños que impacientes se levantan para descubrir la magia del día y disfrutar cada minuto de la vida.

Cuando se va tras la dulzura que mora en el interior, una suavidad, una confianza, una serenidad, inundan el ser.

Inspírame a mirarte una y otra vez, amado Dador. A esperar confiado lo que me quieras dar.
¡Es tanto lo que Tú tienes para todos! Las palabras siempre serán reducidas ante el regalo infinito de tu amor.

De tu júbilo Supremo diste origen a esta esplendorosa creación. Dicha que expresaste en las flores, las abejas, las rocas y las aguas. Y también en nuestra energía vital, amor imperecedero de tu Bondad.

Divinidad, cuando prodigues tus favores, qué bello sentir una dicha tan incomparable.
Cuando otorgues tus bendiciones, qué precioso mantener el corazón de un niño para vivir en continua gratitud.

Tantos “tienes que”, tantos deberes que me dicta la sociedad. Y para mi esencia, de forma natural, sólo existe una tarea real que es la de encontrarme a mí mismo, hallar ese espejo interior dónde reflejarme y sentir la paz más verdadera. Y esta tarea de conocerme es mi gran privilegio.

La Bondad embellece el sendero que atrae al corazón sediento de paz.

Astro de los astros,
mi ser está de fiesta
mi ser está en amor
desde que Tú brillaste
como un radiante sol.

SABOR A DICHA


FUENTE DE LA DICHA

Bienvenida seas
Suprema Bondad
siempre reluciente
como aurora
y siempre tan florida.

Amada seas
Belleza elevada
anhelo del planeta
fruto de la vida.

Susurro eres
del corazón humano
y estás en la azucena
que es tan linda
y en la divina nube,
y en el aire, y en la lluvia
y en la puesta de sol
de cada día.

Esquiva acaso eres
como el amor
y generosa también
como las flores.

Bondad dichosa
te abro los brazos
ven a este encuentro, ven de prisa
porque a cada instante yo te espero.

Que tus destellos amorosos
lleguen a mi esencia, en cada aliento,
ya que siempre yo te sueño.

OASIS

Paz y dicha
para toda la vida
paz y dicha
la promesa de Dios.

Mira hacia adentro
hallarás la alegría
siente el aliento
y hallarás al Amor.

ALEGRÍA

Cuando tus hijos,
Bondad Suprema,
te ofrecen algo,
cuando te aman,
sus rostros brillan
y sus corazones danzan.

GRATITUD

Creador del mundo
dulce Poder
estás en lo formado
y en nuestro ser.
Gracias por todo
por cada flor
por el aliento
por tu presencia
adorado Dios.

DETALLES

El trino del ave
la hoja del árbol
la nube en el cielo
la hierba en el campo
todo cuanto crece
me habla de Ti
Amoroso Dador.

MÁXIMA ALEGRÍA


MARAVILLA

Creador de maravillas
sol de eternidad
Dios de lo creado
te amo en verdad.

Fabricante de la dicha
de la magia de la vida
cuánto anhelo, Poderoso,
sentir tu claridad.

Llenas mi existencia
de máxima alegría
y te digo con modestia
gracias, Oh Bondad.

GOZO

Suprema Excelencia
Soberano Dichoso
cuidas la orquídea
alientas la vida
habitas mi alma
y me haces gozoso.

COMANDANTE CELESTE

Hacedor Divino
guías estrellas
allá en lo alto.

Conciencia Suprema
nos das la vida
día tras día
para la dicha
de tus amados.

FABULOSO

Arquitecto Supremo del universo
maravilloso Maestro de lo creado.
Gracias a Ti, Amado Eterno,
Belleza Suprema, anhelo interno.

FULGOR

Sol de eternos rayos
Luz de dicha y paz
ven ahora al alma
trae tu dicha ya
y por favor brilla siempre
Estrella de Bondad.

HERMOSURA SUPERIOR


FASCINACIÓN

Beldad generosa
regalas la vida
en cada momento.

Tu voluntad luminosa
preserva amorosa
tu inmenso universo.

Tu poder
irradia Grandeza
y tu Gracia
refleja Excelencia.

Tu dulce presencia
reverente pido.
Que se colme el anhelo
de la sed que vivo.

PORTENTO

Regalo de vida tan fino
tan lleno de amor
cada día el milagro
la magia
la dicha
la luna
y el sol.

Derroche de vida
tan pura
tan bella
tan llena de amor.

Sol de Belleza
energía tan vasta
armonía en la estrella
y en un girasol.

JÚBILO

Ruta de estrellas
luz de cometas
girar de planetas
dicha de Dios.

Presencia
dulzura
Bondad infinita
así es el Creador.

HACEDOR DE GOZO

Maravilla de maravillas
Sol de eternidad
Dios de lo creado
te amo de verdad.

Fabricante de la dicha
de alquimia de vida
siempre te sueño
dame claridad.

Llenas cada día
mi copa de vida
de elíxir dichoso
y dulzura exquisita
gracias, oh Bondad.

ENCANTO

Jardinero amoroso
cuidas cada flor.
Tu infinito afecto
es pura creación.
Con arte exquisito
y sabia paciencia
germinas las dalias.
Por tan bella magia
gracias, Oh Dador.

PENSAMIENTOS


Toda vida evidencia la ilimitada perfección de la obra de Dios.

¿Qué es Suprema Generosidad? Crear este universo radiante para nosotros. Con la conciencia puesta en cada uno. Sólo por amor. Una Bondad más allá de cualquier límite que pudiera siquiera imaginarse.

Cuán bella es la libertad en un ave que surca el cielo azul.
Cuánta belleza emana de un ser humano que es libre en su corazón.

La vida es lo máximo. Ayúdame Bondad a desarrollar todo el potencial que lleva para amarte.

Fuerza bondadosa que apaciguas mi ser. Cuando te invoco sinceramente ¡te manifiestas con tanta belleza!

En tu sabiduría y majestad concebiste este palacio decorado con estrellas.
Sentiste orgullo de tus hijos tan amados y compartiste tantos regalos. ¡Cuánto amor y cuidado!
Y es nuestro anhelo ser concientes de tu grandeza y belleza.

La lluvia cae y lleva su esencia a todo lo que toca.
Así la enseñanza tuya, Bondadoso, trae aliento al corazón sediento. Tal dicha de aprender de tu Sabiduría.

Transforma en mí, por favor, la ignorancia en saber, la oscuridad en luz, el odio en amor.

¡Cómo no hacer un reconocimiento al Excelso Supremo que opera las fuerzas universales para que exista cada uno de nosotros!

Este planeta es una expresión de la Suprema Bondad. ¡Que podamos estar a la altura de tal regalo!

Mi esencia anhela una cosa más que nada: sentir el regocijo de amar al Dador.

Vida, Maestra Suprema, cada día enseñas tantas maravillas. Revelas tu amor escondido en toda criatura.
Eres generosa, llena de dulzura, radiante de claridad. Tu sabiduría asombra a las inteligencias más avanzadas.

Vida humana, tesoro inagotable. Tanta armonía. Tal maravilla en un cuerpo humano que es en una maquinaria tan sabiamente creada. Y además, un ser humano dotado de un corazón alado que sabe del regocijo de sentir en sí lo más elevado.

Dios sabe pulir y dar brillo a la más fina gema que hay en nuestro interior.

La protección de la Sabiduría es como la de un paraguas especial que nos cuida de la lluvia de los egos, las envidias, la negatividad, el odio y la agresividad. Qué especial es poder abrir ese paraguas cuando la negatividad nos circunda.

SATISFACCIÓN DE LA SED



Bebe en calma, corazón mío, que te hallas tan sediento, porque el manantial inagotable, más allá de la tierra de las limitaciones, fluye día y noche en tu esencia. Porque el Supremo hace brotar allí el agua más pura en todo tiempo.

¡Oh excelencia del supremo amor! Tú transformas tantas cosas negativas en positivas. Del carbón haces brotar el diamante. A la nociva larva, que devora el árbol del cual deriva su alimento, la cambias en preciosa mariposa. ¿Quisieras igualmente transformar mis imperfecciones en el crisol de tu verdad interior?

Tú, Bondad, que me ves a veces errar en mi existencia, gracias por mostrarme con tu paciencia, vez tras vez, que puedo confiar en tus amorosos designios para vivir una dicha sin igual.
Gracias por enseñarme a ser paciente y a querer elevarme sobre la confusión, el odio y la ignorancia.

Sabiamente conduces a tu mar de alegrías siempre desbordante de regalos.

La expresión me sacudió. “Ser un mendigo de la vida”.
¿Por qué?
Mi ser poco a poco fue entendiendo de la generosidad desbordante del Emperador Supremo. Vi cuán dadivosa es su naturaleza. Vi que con frecuencia tomo de sus nobles regalos sin sentir suficiente gratitud. Vi cómo mi ignorancia me llevó en ocasiones a considerarme “merecedor” de sus maravillosos dones. Y entonces tuvo un hermoso sentido la expresión “mendigarle a la vida” para reconocer agradecidamente lo mucho que me da.

Cuán precioso cuando nuestro interior danza con la dicha de saberse amado por la Divinidad. Cuando nuestra esencia interna se ve inundada por un gozo que nunca imaginó.

La vivencia de lo más alto es la de lo más profundo en el ser.

Una pregunta que hizo una niña luego que la tierra tembló un momento:
-¿Y también tiembla en las estrellas al mismo tiempo?
Pregunta encantadora.
¿Qué tal si yo tuviera esa actitud sencilla y abierta para aprender cada día de la Divinidad?

A él lo envolvió el viento dulcemente. Luego él quiso fundirse en aquella paz. De su corazón brotaron anhelos como alas que lo remontaron al cielo.

¿Cómo diseñaste las flores, Artista Jardinero? ¿De dónde tu arte inefable?

PODER AMARTE



Pedirte a Ti que me ates a la más bella Presencia. ¡Qué dichosa petición!

Alegría de alegrías: sentirte y saber cuánto estamos en tu pensamiento.

Qué bello es crecer, madurar, conocer, confiar. Ver con ojos de criatura amada, no de hacedor de mi destino. Confiar en la senda que el Amor tiene para mi ser.

Que me ayudes a ver mi vida como el preciado e incomparable regalo que es.

Que me permitas, Bondadoso, poder amarte, sentir tu cuidado constante.

Que con tu magistral simplicidad me hagas saber cuán amado e importante soy a tus Ojos.

Que la duda y la confusión desaparezcan de mi existencia.

Lo material en demasía no trae la satisfacción real. El verdadero éxito, la auténtica joya de la plenitud se halla en lo profundo del corazón.

Vuela, avecilla, ¡Vuela! A pesar de que algún día pudieras lastimarte en tu aletear veloz. Es bueno que recuerdes que tu Diseñador te formó y que te cuida. ¡Aunque alguna vez pudieras estar atrapada! Aspira siempre a tu más alto destino.

Oh, Vida, eres un manantial infinito de ternura, compasión y amor.

Sed y anhelo de mi corazón: tener clara conciencia del valor de la existencia.

Con el Dador puedo esperar confiado en que el regalo de los regalos, el florecimiento del corazón, sucederá naturalmente al ritmo de la vida.

En Oriente hablan de Dios como “Verdad, Conciencia y Dicha”. Y ciertamente esa Divina Fuerza está llena de realidad, inteligencia y alegría supremas.

¿Qué cadenas atan mis pies? Soy hijo de la Libertad, pero ¿soy en verdad libre? o ¿los pensamientos me encadenan los sentimientos?
Quiero reconocerme hijo del viento y de la luz.

Pacificador del corazón. Cuando te llamo con insistencia desde el fondo de mi ser ¡Tú me apaciguas tan deliciosamente!

EMBELESO


TERNURA

Hay un niño en el alma
que ama el recuerdo
de su Padre adorado.

Hay un Creador del alba
que regala a su hijo
la hermosa fragancia
de todas las flores,
y en cada aliento le canta
“siempre te amo”.

RUEGO

Creador de estrellitas
guía de astros
conduces luceros
llevas cada sol.
¿Puedes por favor
guiar mi corazón?

REPIQUE

Ding dong
campanita del amor
ding dong
está tocando Dios.

Ding dong
campanita del amor
ding dong
que bella bendición.

Campanitas somos
que toca el Dador
al vaivén de cada aliento
que viene y que va.

Ding dong
suena dulcemente
ding dong
el repique del Creador.

DIVINIDAD


SOL DE AMOR

Sol Amoroso
que alejas tinieblas
da por favor
luz a mi corazón.

Sol de Amor
sin tus rayos
sin tu presencia
la flor de mi alma
no brota más.

Cuando me iluminas
todo es conciencia
todo es amor.

Sin tu energía
la noche daña
pero tus rayos
me traen calor.

Ven hermoso Sol
porque contigo
todo es dicha
todo es sabor.

Eres todo
plenitud, alegría,
Divinidad.

Ven precioso Amigo
que tanto te anhelo
Divino Sol.

GENEROSO

Derroche de amor
Generoso Dador
manantial de hermosura
origen de vida
de flores divinas
cuánto nos das
Divino Hacedor.

ENERGÍA VITAL

Gracias a Ti
Suprema Belleza
crecen las flores
vuelan las aves
respiran los seres
con tu impulso gozoso.

Gracias a Ti
Precioso Dador
el viento avanza
la vida sucede
y el corazón que te anhela
se encuentra dichoso.

CAUSA PRIMERA

Verbo Universal
que todo lo has creado.
Fuente de la vida
fuerza infinita del amor.
Tu Luz irradias con delicia
Perfecta Esencia tan divina
Gracias, Oh Creador.

AFECTO

Dulce sentir
suave contacto
como gota de lluvia
en largo verano.

Dulce sentir
que brota del ser
impulsando al querer
del precioso Amado.

VIDA

Rosa que crece
conciente de sí
nutrida en silencio
de aliento y belleza.

Flor que perfuma,
embelesa y anima
día tras día.

Fuerza divina
que impulsa los seres
crece los bosques
crea las flores.

La vida ha pintado
una rosa en el alma
que embellece y fascina
¡Oh maravilla!

INFINITUD

Bajo tu mando Divino las criaturas despliegan con gracia su juego.
Tu infinita Bondad inunda de belleza lo formado.
Un hilo poderoso de Amor lo teje todo.

AMOR Y GRATITUD


PROTECTOR

Profundo en la esperanza
más allá del desaliento
tras la sombra del fracaso
descansa el ánima
en el refugio interno
de tu amparo tan dichoso.

SUBLIME AMOR

En el mar agitado eres mi ancla
en la tormenta, mi paz;
en tu recuerdo está mi dicha
y a tus Pies, mi hogar.

ALIENTO VITAL

Hay un instrumento
de afinada melodía
que toca el Bondadoso
en nuestro interior.

Ying del amor que viene
Yang del amor que va
es el reloj del aliento
que el Dador nos da.

Es regalo divino
es bendición preciosa
el vaivén del ritmo
del ying y el yang.

PARA TODOS

Tu sonrisa, un sol
tu amistad, un honor
compartes con personas
tan sencillas como yo.

PROPÓSITO

El sueño del ave es el viento
el de la planta, el sol
así yo anhelo dichoso
tu bendición.

LAZO DE AMOR

Perfección por doquier
bendición en cada aliento
regalo de regalos
existir por el Amado.

TE QUIERO

Tu paz, Dador,
conciencia dichosa.
Gracias Rey del Cielo
por esta vida
tan esplendorosa.

TU BRILLO

Luz infinita
irradias Bondad.
Luz de bella Gracia
invitas a amar.

MAJESTUOSA CREACIÓN


El Creador soñó hacer un Globo que girara en mágica danza en medio del universo para compartir así su gran Amor.
Tomó entonces sus maravillas y las desplegó con todo su poder.
A la dureza le solicitó sus rocas para asentar este Globo.
A la luz primigenia le pidió fuego celeste para el poderoso sol.
Del mar universal tomó dúctiles aguas para la vida.
A la energía solar le pidió sus rayos para tapizar de verde el planeta.
Y cuando el Creador dispuso cada detalle, con su Gracia, para la venida de sus amados hijos, el viento se transformó en melodía en medio de los árboles y la luz fue maravillosa fuente de alegría para el género humano.
Y cuando Él vino a su Globo rotante, su mayor interés fue siempre dar a cada uno de sus amados hijos todas las excelencias de su Amor.

MAJESTUOSO

Por tu grandeza, Bondadoso,
suaves hojas ondean al viento;
dulces aves invitan a gozar su canto.
Cuando nos hablas, Dadivoso,
nuestro corazón danza
y tu creación despliega
su más preciada magia.

PODER DE AMOR

Poderoso,
invitas cada mañana a salir el sol
y así brote la delicada flor
y cante el ave su canción tan linda
y el hombre aprecie tu fulgor.
Gracias Soberano Ser
a tu Sabiduría creadora
y a tu maravillosa bendición.

ASPIRACIÓN

Con gran anhelo,
como sueña el colibrí su flor
y busca la abeja su rosa
y suspira el loto por su sol,
así quiero, Amor de amores,
aspirar por tu perfección.

Tú, Hacedor, haces salir el sol cada mañana. Haces brotar la planta de la semilla. Invitas a cantar al ave día a día. Generas el fluir del río hacia el mar.
Sobrecogedora la fuerza que irradias, Bondadoso. Tanta inteligencia y magnificencia. ¡Tanta Sabiduría!

Inconmensurable tesoro:
una vida, una luna, unos planetas;
estrellas, asteroides y cometas.

FASCINACIÓN


Glorioso Supremo, qué especial apreciar tu obra también en el cosmos. Recordar la inimaginable relojería del universo, sus planetas, constelaciones, miríadas de estrellas. Astros, lunas, soles. Eclipses, auroras boreales, estrellas fugaces.
¡Cuánta imponencia en tu creación!
¡Cuánta majestuosidad!

Es seductora la belleza de los montes y la vegetación. En su humilde servicio, estos compañeros inseparables nuestros en esta creación cantan silenciosamente a la Belleza que los creó.

La luna
la brisa
la palma
universo de gozo
precioso al alma.

Señor, tus aves, con su diseño altamente evolucionado para volar, son seres que siempre nos han atraído por su belleza. !Y pensar que en cada pluma de un ave has puesto multitud de elementos sabiamente formados para el vuelo y la protección!

La salida de una mariposa de su crisálida es maravillosa. Aún con sus alas todavía plegaditas, comienza el delicado insecto a caminar y en pocos segundos estira sus alas. ¡Cuánta belleza!
Esta crisálida, unos instantes antes, parece un objeto inerte. Pero la mágica transformación se opera allí. De pronto comienzan movimientos interiores; y luego el milagro ante los ojos.
¡Cuántas tus maravillas, oh Suprema!
Y qué maravilloso que Tú, Bondad, de forma parecida me guíes a una transformación enaltecedora, donde pueda elevarme de las imperfecciones que me circundan y de lo negativo en mi.
Que pueda llegar a ser como esa mariposa, que en adelante no se habrá de alimentar (como el gusano de donde provino) de las hojas amargas, sino que pueda libar del más dulce néctar.

ANHELO

Mariposa tan preciosa
reina de los aires
que rauda te remontas
tras lo alto de los vientos.

Un día fuiste oruga
y Dios, que es tan sabio,
guardó en ti el sueño
de volverte un ser alado.

¿Habrá Él puesto así un anhelo
de ser cambiados con su Luz
de seres mundanos
a seres de sueños?

NATURALEZA TAN PRECIOSA


Flor: ave vegetal, manantial de vida, coloración.
Fruto: canción de la flor, esplendor de la vida, maduración.
Árbol: ternura verde, dulce y silente compañía.
Ave: sueño alado. Un imposible donde la Bondad dijo ¡Sea!
Nube: compañera diáfana, intangible, protectora.
Lluvia: gotitas celestes de dulce ternura.
Aire: alimento, hálito de vida, regalo tan sabio.
Agua: pureza, transparencia y regalo a la sed.
Viento: energía, movimiento, la sabiduría del Padre.
Tierra: amado hogar que reverdeces; mi alma quisiera ser aire para besar tu inmensa belleza.

Las plantas y las flores ejercen una bella atracción. ¡Tan en armonía con la creación! La fuerza que las anima, el impulso de crecer, esa mágica vida que hay en ellas !Cuánta belleza manifiestan!

La palma, la flor, el pinar.
La playa, la gaviota, el mar.
Qué hermoso escenario
de tu divino juego
Ser de Bondad.

Hermano árbol. En ti hay una grandeza oculta; en tu fortaleza un encanto. Te pareces al Supremo Padre, siempre protegiendo a quienes buscan tu sombra. Dando flores y frutos. Sirviendo de abrigo a las aves; dando alimento a los insectos.

Cuán especiales las plantas de palma. Su tronco cilíndrico y recto, sus hojas que caen al viento, sus anillos que las circundan. ¡Cuán linda tu obra, querido Hacedor!
¡Y cuánto de Ti hay reflejado en tus obras!

Palmera: cuán bella eres. Altiva y paciente te encumbras hacia el cielo. Sólo buscas elevarte, no extenderte; besar al sol, a las estrellas.

La enredadera le dice a la palma real: sólo tienes un asidero en la tierra, mientras que por el contrario yo tengo muchos lugares donde asirme. La palmera en respuesta le ofrece su estable tallo para que la acompañe en su ascendente aspiración.

Tú, sabio Hacedor, enseñaste a la araña a tejer su residencia. Y le enseñaste la paciencia para esperar su alimento.

Esta fabulosa creación de Dios, tan esplendorosa y rebosante de vida, tiene como uno de sus bellos atractivos las cordilleras. Majestuosas y llenas de verdor reflejan abundancia y belleza.

Naturaleza, ofreces frondosos árboles, ríos hermosos, aves variadas, multitud de insectos. Un prodigio de formas vivientes.
Tus cadenas montañosas cubiertas de verde, el canto de las aves, el libar de las abejas, todo recuerda al Ser que te hizo.
También están tus serpenteantes ríos, la riqueza de tu fauna y flora. Lindos cuadros que embriagan el alma.

Naturaleza, admirable es ver surgir la luna en la cordillera, o contemplar el revoloteo de las mariposas en el claro día. Fascinarse con las nubes, viajeras de los vientos en el fondo azul, ahora trayendo lluvias, ahora fresca sombra.

BELLEZA DIVINA


¿Qué nos dices de Dios y quién es Él, en realidad?
Y el profeta se puso en pie frente a ellos como un árbol joven, sin miedo a los vientos y a la tempestad, y contestó:
Piensen ahora en un corazón que contiene todos los corazones.
Un amor que abarca todos los amores.
Un espíritu que envuelve todos los espíritus.
Una voz que cubre todas las voces.
Un silencio más profundo que todos los silencios, e intemporal.
Traten ahora de percibir en lo más profundo del yo
una belleza más encantadora que todas las cosas bellas,
un canto más vasto que los cantos del mar y del bosque,
una majestad sentada en un trono junto al cual Orión no es más que un estrado y que sostiene un cetro en el que las Pléyades no son sino el resplandor de unas gotas de rocío.

-Jalil Gibrán, El Jardín del Profeta.

Excelsa Belleza. De tu Amor infinito brotó esta creación. Indescriptible fuerza que impulsó desde el giro de los astros hasta la vida de la célula.
Oh, Belleza Increada. Siempre rebasarás nuestra inteligencia.
Y de tu amor nos dotaste de una conciencia privilegiada que pudiera interrogar, entender, amar y alabar.
Y luego, de tu amor, enviaste a tu Hijo mismo, para que nos hablara de las excelencias de tu Inmaculada Perfección.
¡Qué más amor puede siquiera concebirse!

Oh, Belleza. Desplegaste esta maravillosa naturaleza, inspirada en tan divina armonía y mantenida con tan gran cuidado para todos.
Te amo, Bondadosa Belleza, con toda la alegría que puede caber en mi corazón.
Tu excelsa Generosidad ha desplegado esta increíble creación.
No existen palabras para reconocer y agradecer suficientemente la magnificencia de tu capacidad creadora.
Aves melodiosas, bellas y coloridas flores, maravillosos insectos, cascadas de cristalinas aguas, plantas tan variadas.
Y además de todo esto, poner en nuestros corazones esta sed de alcanzarte, Hermosura Divina.

Grandeza de dulzura plena
Belleza de fuerza rebosante.
Presencia que habitas amorosa
en la esencia de los hombres.

GRACIA SUPREMA


MANIFESTACIÓN

Infinitud de estrellas
en el alto cielo
magnitud de Gracia
dada para todos
por la Belleza Suprema
por el Dador Perfecto.

Ah! Qué especial cuando la abeja del corazón se embriaga con el néctar del Loto de la Belleza sublime. Su perfume la lleva a aspirar por ese aroma. ¡Volar hacia esa dulzura es tan alto placer para ella!

¡Alma mía! Apresura el paso hacia el perfecto Loto. Sigue tu impulso y deja que el Amor te conduzca a tan inefable presencia.
Sus colores te impulsarán dichosamente.
Su brillo iluminará tus sentidos internos, adormecidos por larga espera.
El impulso vital que te habita habrá de conducirte a la perfumada Flor. Allí el júbilo inundará tu ser en la contemplación de la Hermosura.

¡Oh esencia mía! Es tan suave y delicado el precioso Loto. Su esplendor impregna de aroma todo mi mundo interior. El sentimiento es el faro que me guía y mi ser interno sabe hallar el camino que lleva al lugar de la armonía.

Solamente Tú, mi Creador, Belleza de bellezas, conoces la rima de mi corazón. Muchos dicen conocer tan dulce poesía y se ofrecen para afinar mi Alma. Pero sólo hay una rima real, una melodía, en mi esencia.
Tú me muestras el más sublime sonido. Llevas mi alma por diversos parajes, para sentir la más dulce poesía en todo lugar, en todo tiempo; y en especial en el silencio, donde sólo Tú moras.

Enséñame a confiar siempre en tus designios, Excelso. Cuando mi más profunda esencia confía y cuando me dejo guiar permitiendo que mi vida fluya por los senderos que eliges para mí, hallo el regalo más preciado. La más bella flor se abre donde parecería que nada podría brotar.

FLOR DE DICHA


Para Ti, Dador, es un gozo hacer florecer la dicha perdurable en mi corazón.

Cuando confío en Ti, Artista Supremo, permito que suceda una maravillosa evolución en mi interior.
Al solicitar tu ayuda, es posible sentir la más preciosa plenitud.

Bondad, confías en nosotros. Esperas lo mejor para cada criatura tuya. Cuando somos favorecidos con tus regalos, aumenta nuestra gratitud, lo cual nos abre a un mayor reconocimiento de tu generosidad.
La naturaleza está llena de bellos ejemplos de confianza. Tú, Hacedor, confías en tu creación, en tus estrellas, en tus océanos, en tu fascinante poder de dar vida a miríadas de seres, desde plantas hasta insectos y mamíferos. Asimismo me amas, me cuidas, como criatura tuya que soy.

Te pido que me enseñes a confiar, porque quizá no sé lo suficiente de tus providentes designios.
Cuando mis caminos se cierren, que pueda confiar en Ti; que pueda mirarte amorosamente, Dador, para que ilumines mi conciencia. Cuando mis ojos no te vean, te pido entendimiento confiado en tu sabiduría.
Cuando mi corazón se torne duro, que pueda confiar en que acudiendo fervorosamente a tu amplia puerta, lograré recordar el amor que me ha creado y que anhela conducirme.
Cuando mire superficialmente, cuando sea conducido a lo ilusorio, que mire de nuevo profundamente, desde mi silencio, y que sienta tu amorosa presencia.
Al confiar en Ti se me abren caminos, porque la confianza en tu Amor es el mayor tesoro.

LA JOYA

Tesoro de tesoros
la paz del corazón
regalo de la vida
amar al interior.

Sentimiento sereno
dicha superior
sentir correr la vida
en cada pulsación.

Corremos tras lo bello
ansiamos lo mejor
sin saber que dentro está la joya
en cada aliento del Amor.

Alma Suprema, hermosa la Luz que guía a tus hijos más allá de la noche de la ignorancia.

Cuando tu Mano guía, está el sentimiento de ser conducidos por la poderosa fuerza de tu divino amor. ¡Cuánto agradecemos tu influjo, maravillosa Bondad! ¡Cuánto anhelamos tus inefables dones!

BONDAD ILIMITADA


Tierna Bondad. Te hacemos un profundo reconocimiento por la abundancia de los regalos que has preparado para nosotros como criaturas tuyas. Tu poderosa mano diseñó esta creación para crecimiento y deleite de todos. Vemos la magia de tus océanos, de tus cordilleras, de tu firmamento.
No tenemos palabras, Bondad, para elogiar lo que has creado. Aladas aves, ágiles peces, esbeltas palmeras, humildes hierbas. Vientos fuertes o suaves, mares que ola tras ola hablan de tu amor.
Incontables son los elogios que pudiésemos hacer de Ti, Divina Bondad. Inacabable la gloria de tu creación.
Y además de la maravilla exterior, tan sabiamente diseñada, haber puesto en nuestro corazón esta chispa de conciencia, de amor, para poder sentir la dicha que Tú, Bondad, sabes traer.

Belleza, portadora de múltiples regalos, por Ti anhela nuestro ser. Revélate al corazón y por favor sacia esta sed de sentirte cada día.

DELICIA
Lindo el amarte
Creador de todo
anhelado sueño.

Alegría el tenerte
Supremo Hacedor
elevado gozo.

Dulce el sentirte
regio tesoro
tan preciado encanto.

Tu Belleza trasciende
la tierra y el cielo
de extremo a extremo
en este universo.

PARAÍSO

Eres Amor
maravilla
creación.

Dulzura que fascina
belleza que subyuga
compasión.

Tú, fantasía hecha realidad y realidad que hizo la fantasía.
Mereces toda nuestra atención y dedicación.

Tu poesía la haces cada día, Poeta,
con cada paloma
y cada persona.
Artista de infinitas maravillas.

El sentimiento más maravilloso: quererte, gran Dador.

Quien pudiera agradecerte
tu Bondad ilimitada
tu llamado de amor
tan constante al alma.

AMOR DE AMORES



Hacedor. Es tan bella tu creación. Tu infinito poder la sostiene bellamente. Es como un árbol que nutres con tu amor; un tronco erguido con tu sabiduría. Y tus hijos somos florecimiento que amas.
Haces maravillas como son tus criaturas, tan refinadas, tan llenas de vida.

Con tu ayuda:
recordarte, una gran dicha
sentirte, algo tan perfecto
amarte, el más puro cielo.

Oh, amada Bondad. ¡Quién pudiese tener palabras para alabarte! Con justa razón han dicho de Ti que tu majestad es indescriptible, que tu amor es inacabable, que tu bendición es infinita.

Todos los libros del mundo no alabarían ni una ínfima parte de tu Océano de Perfección.

El río corre al mar
el árbol sube al sol
así todo mi ser
te anhela siempre, Dios.

EXISTIR

Cada día
qué oportunidad.
Cada momento
para disfrutar,
con esta vida
dada por tu Bondad.

Hiciste el sol y el mar
y diste luz a cada estrella
y creaste con tu excelencia
en cada ser un alma.

EXTASIADO
Dicha en tu recuerdo
Amor de los amores
Rey del universo.

CONFIANZA

Caminar sin titubeos
la mente clara
el corazón gozoso.
Querer sin rodeos
la Luz inmensa
del Amor de los amores.
Y aunque pequeños somos
de nosotros cuidas
Señor de los señores.

BELLEZA DIVINA



REFULGENTE

Inmensa Estrella
siempre tan radiante
sabia y generosa
ofreces tu abundancia
siempre desbordante.

Admirar tu grandeza
disfrutar tu belleza
cuán bello destino
para la humanidad entera.

DELICADEZA

Tu amor como la lluvia
acaricia la tierra
alienta lo viviente
Y sacia los sedientos.
Tu amor como la luna
rodea todo el orbe
y enseña del romance
del alma y la Belleza.

MAJESTAD

Belleza tan divina
sol de la alegría
amor ilimitado
dicha tan suprema
muéstranos tu faz
Bondad esplendorosa.

TU MAGIA

Amantísimo Dios,
Tú mueves cada hoja
y cada ola en el mar.
Y a todas las galaxias
las haces danzar.
Magnífico Dador,
me otorgas cada aliento
al vaivén de tu Bondad.

Tesoro precioso
diamante anhelado
eres la Verdad
que trasciende lo soñado.

VERDADES

Tú, buen Dios,
lleno de sapiencia
enseñas tu paciencia.
Lleno de alegría
revelas tus verdades
que tanto maravillan
a la conciencia humana.

ARTISTA

De tu amor
todo lo has formado
en todo te hallas reflejado
Hacedor del universo.

MARIPOSA MULTICOLOR


Mariposa multicolor: despliega tus gráciles alas; ve en busca del aroma del néctar del sagrado Loto. Y una vez lo halles, liba del elíxir de la belleza; sacia tu anhelo de lo Supremo.

Amiga mariposa. No lo busques con la raíz en la tierra. No. El Loto del néctar que anhelas vive elevado, así que mejor remóntate a buscarlo.
Aquel Loto florece en el lago de la ternura.
Cuando sientas que un cálido viento del norte conduce tus alas, cuando sientas que un dulce perfume embriaga tu boca, cuando la inexorable brújula de tu palpitante corazón te diga: !allí! entonces lo has hallado.
¡Oh mariposa! ¡Cuán bello es el perfume que exhala el Loto que anhelas!

Mariposa de libertad que moras en lo profundo del ser. Cuán precioso ver la corriente de Bondad que te lleva al perfumado Loto.
Al soltar tus ataduras eres dirigida hacia tan dichosa fragancia.
Al hallar ese Loto de finos matices, puedes sumergirte en el gozo de la contemplación, más allá de cualquier oscuridad, y allí apreciar la dulzura que cuida de cada ser.
Bajo el calor, permite que tus alas humedecidas por la ilusión puedan secarse y recuperar por siempre el divino regalo de ser libre.
Y tener la confianza en el Amor y en la Perfección.

PAZ Y BELLEZA


Dador, tu paz es amiga de la Belleza. Que pueda experimentarla para sentir el prodigio de tu fuerza dichosa que llena todo.
Mi esencia me dice que tu paz superior está dentro, así como dentro existe una energía infinita de vida que me sostiene. Y me dice que tu manifestación bondadosa interna es armonía.
Gracias, Alma Universal, por invitarme cada día a la auténtica paz que se halla en mi interior.

Confía, esencia mía, en el amor que te mantiene. Confía en que el esfuerzo sincero por la dicha real alcanzará su propósito. Admira que la existencia está llena de divinas posibilidades. Ten fe, en suma, en la generosidad del Alma Universal que lo sostiene todo.

Quién pudiera ponderar los regalos que das cada día, Bondad.
El que puedas manifestarte en el interior nuestro es una increíble posibilidad; el que podamos sentir preciosa nuestra energía vital es un inmenso regalo.

Bondadoso, te pido aprender a confiar en mi ser interior para sentir la alegría de lo Real.

Esencia interna mía, te invito a olvidar el miedo. A dejarlo en el pasado. Las ansiedades son nubes de ignorancia que me ocultan el sol.
Cuando la Bondad resplandece barre con mis temores.

Preciosa Bondad: no sólo diseñaste amorosamente una envoltura para mi esencia vital, sino que quisiste invitarme a que cada día me reencontrara con esta esencia interna.

- Esencia profunda, ¿cómo será el Loto de los mil pétalos? ¿El florecimiento de lo trascendente?
La esencia respondió:
- Suéñalo como una bella flor deslumbrante de donde emana la gratitud.
Aspira a que cuando la abeja de tu corazón libe de su precioso néctar, el tiempo se detenga y el Creador sonría en tu jardín interior.
Le pregunté de nuevo:
- Esencia profunda, ¿dónde hallaré el Loto multicolor?
A lo cual me respondió:
- No lo hallarás en el más extenso lago, ni en Oriente, ni en Occidente.
Cuando la Vida te señale el camino donde se halla, regocijado aprenderás a disfrutar de su aroma y verás sus colores en tu interior.

FUENTE DELICIOSA

Dulzura que trasciende
la más dulce de las mieles
sabor que sobrepasa
toda esencia delicada.

Delicia que enamora
al que sueña con sentirla
dulzor de suave néctar
manantial de maravillas.

Es magia de tu Gracia
llenar tan rica copa
con fuente de delicias
haciendo al alma plena.

PESCA PRODIGIOSA


Es inspirador pensar en aquella hermosa vivencia que podría haber narrado uno de aquellos afortunados que la vivieron en unos términos quizá similares a éstos:

Tuvimos una inútil jornada de pesca aquella noche. Teníamos gran necesidad de alimentar a nuestras familias ya que nuestras despensas estaban muy escasas.
Pasaban y pasaban las horas y nada conseguíamos. Recuerdo bien que casi al amanecer estábamos muy cansados y sudorosos así como un poco frustrados. Era raro no haber conseguido prácticamente nada en tan larga jornada.
Estábamos cerca de la orilla cuando un desconocido nos preguntó si habíamos conseguido algo. No lo distinguimos bien porque aún no aclaraba la madrugada. Le respondimos que nada teníamos. En ese momento nos dijo, con gran convicción, que tiráramos la red al lado derecho del barco.
Como pescadores experimentados que somos, al primer instante pensamos que era improbable obtener algo, así que dialogamos entre nosotros un poco al respecto. Sin embargo, rápidamente decidimos que no había nada que perder haciendo el intento y además algo en esta persona nos inspiró confianza.
Procedimos y he aquí lo que sucedió: ¡La red estaba completamente llena de peces! ¡No podíamos creerlo! ¡Del desaliento de la noche estéril pasamos a la dicha más grande! Todo pasó de una forma tan hermosa que nos hizo recordar los milagros de nuestro amado Jesús. En ese momento supimos que se trataba de Él. De inmediato Pedro se lanzó al agua y fue nadando para estar cerca. ¡Nuestros corazones rebosaban de dicha y amor en mucha mayor medida de lo que estaba la red!
Él nos pidió entonces que llevásemos pescado a fin de cocinar para todos y nos convidó a comer a su lado.
Aquel reencuentro con el Maestro fue el tercero que sucedió luego de Él haber revivido por su voluntad.
No es posible poner en palabras la magnitud de lo que sucedió en nuestro ser aquel amanecer tan privilegiado.
Tan sólo diré que estos sucesos serán recordados por incontables generaciones, porque son expresión de su misericordia y grandeza.

12/1/10

SUBLIME REGALO


¿Cuál es el Regalo?
La vida lo es. Esta Creación. Cada aliento que recibo sin pedirlo.
Este universo. Esta conciencia que me invita cada día a ser feliz.

Había una vez un rey muy generoso y rico que anhelaba repartir su riqueza, pero no sabía cómo. Tenía multitud de súbditos, regía a muchas personas y era en realidad un gobernante muy especial. Él quería mucho a toda su numerosa gente y un día recordó que tenía una maravillosa mina de oro, y ya que su gozo mayor era compartir lo que tenía, este rey pensó en cuál sería una buena forma de distribuir este oro; entonces pensó y pensó y finalmente, con todo su oro, decidió fabricar muchísimas cadenas muy bellas, para que todas y cada una de las personas de su reino llevaran una preciosa cadena de oro consigo.
Así mismo es el regalo que nuestro Hacedor nos ha dado al otorgarnos esta vida. Esa energía de vida dentro es como la cadena de oro del Rey Supremo.
Y bien pudiese ser denominado el Sublime Regalo, ya que entre todos los regalos es el obsequio supremo.

Sublime posee sinónimos como: excelso, glorioso, extraordinario, maravilloso, prodigioso, asombroso, sorprendente, fantástico, fabuloso, espléndido, soberbio, magnífico, majestuoso, grandioso, imponente, exquisito, perfecto, incomparable, único, divino, celestial.
Todos estos calificativos le van bien al regalo de la vida porque es excelso y nace de una Bondad ilimitada.
Es sublime la existencia como lo es el amor incondicional de una madre, o la entrega de un héroe; es elevado regalo como la perfección de un amanecer, o la pureza de la risa de un niño.

El Regalo es tener los ojos de la apreciación de Ti, Emperador Supremo, que tan sabiamente guías los elementos naturales.
Es valorar las gotas de la lluvia y el trinar del ave.
Es apreciar que las flores sean tan bellas.
Es admirarse de la danza de la abeja y regocijarse ante cada puesta de sol.
Es sentir en cada aliento el impulso amoroso de Ti, Buen Dios.

El Regalo de los regalos: vivir por Ti.
La Sabiduría de las sabidurías: el reconocimiento de tus dádivas, Bondad.
La dicha de las dichas: amarte con todo el corazón.

Cuanto más conozco el Regalo, más admiro al Hacedor.

GENEROSIDAD ILIMITADA


Tan preciosa invitación:
Este majestuoso escenario giratorio llamado cosmos.
Las cordilleras llenas de verdor.
La flor que brota de la tierra.
El impulso inagotable de juego de los niños.
La pureza del amor del corazón.
La sumisión de las nubes movidas por el viento.
La prodigiosa fuerza llameante del astro rey.
El rítmico vaivén del aliento de la vida.
La preciosa actividad de la conciencia.
La dicha del alma que te ama, oh Dios.

Dador, es tan lindo sentirte en mi corazón y descansar en ese hogar tan delicioso, esa seguridad tan acogedora.
Es tan apacible encontrarte siempre allí, Padre, con tus brazos tan abiertos. Y cuando mi esencia puede admirarte, puede sentir la tibieza de tu amoroso cuidado.

Tu regalo sagrado:
luz en el alma
dicha serena
conciencia elevada.

Oh, Bondad excelsa. Eres un mar inagotable. Traes y llevas en tus corrientes la vida. Tapizas las costas de blandas arenas. Haces descansar las olas en la orilla. Derrumbas en mis playas mis castillos de arena. Y siempre mantienes y cuidas mi corazón.

Cuando pienso en tus regalos, una y otra vez, pienso en Ti, Divino Dador. Las palabras no alcanzan para enaltecer suficientemente tu generosidad ilimitada.

Sentir y reconocer el amor que viene de Ti, Hacedor, es uno de tus mayores dones.

RESPLANDOR

Destellos de tu generosidad:
el fino vuelo del ave
el libar de la mariposa y su gracia
el milagro de la vida que brota en la semilla
la claridad del astro que en la noche titila
la danza nocturna de las constelaciones en el cielo
y el silencioso rotar de ésta, tan preciosa esfera.

DIVINO SER


RECONOCIMIENTO

Cada dádiva tuya, Amado Dador,
me recuerda tu belleza
me habla de tu amor.
Como el loto y el lago,
y la estrella y el sol;
como el monte encumbrado
y el vuelo del halcón.
Todo me habla de Ti,
Divino Ser Superior.

Un manantial generoso
un río luminoso
tal tu naturaleza
tal tu perfección.

DADIVOSO

Un atardecer
una estrella
esta bella luna
esta linda noche
todo te recuerda
querido Padre
todo te enaltece
amadísimo Dios.

Tú, Sublime Sol de Bondad, bañas con tus radiantes rayos este escenario majestuoso que has creado.

Tus regalos, Amado, inundan esta fascinante creación. Cada flor, cada insecto, cada estrella, cada hoja, son parte de tu excelsa obra que tan generosamente has compartido.
Hacedor Celeste, ¡qué regocijo infinito el tenerte, el saber de tu amor y el saber del cuidado que Tú brindas!

EXPRESIÓN

El árbol y la hoja
la mariposa y el capullo
la abeja y su vuelo
el océano y la ola
el humano y su aliento;
todo esto y mucho más
de Ti me hablan
perfectísimo Dador.

MARAVILLOSO CREADOR



DIVINIDAD

En el reino de la esencia
en la paz de mi interior
inspiras mi conciencia
más allá del pensamiento
más allá de la razón.

En cada aliento me visitas
en cada momento está tu amor
por todo muchas gracias
maravilloso Creador.

Amadísima Bondad, muéstrame cada día tu reino, el que está asentado en lo profundo de mí.
Que tu Luz, eterna claridad, ilumine desde mi conciencia el sublime regalo de mi vida.

Una existencia llena de regalos en el ser. Colmada de divinas posibilidades. Y sin embargo, a veces estoy tentado a cambiar las realidades del amor sublime por las ilusiones materiales creadas por mi mente.

Tanta armonía en este cuerpo que se nos ha dado.
Cada célula tan precisa en su función. Los tejidos tan armónicos, tan sabiamente entrelazados. Los órganos siempre impulsando, siempre hacia la vida. Cada parte nuestra, cada hueso, tan genialmente diseñados. Nuestros pulmones, nuestro cerebro, nuestro corazón.
¡Qué regalo somos para nosotros mismos!

Providencia: cuan bella palabra. Alguien que me provee lo necesario, que me cuida, que me brinda su apoyo. Un Dador, una Bondad que me protege y ama.

La libélula se burló de la abeja.
-No puedes volar tan rápido ni tan elegante en el cielo.
-Pero tú, respondió la abeja, no conoces la inmensa alegría de servir y de trabajar para un propósito que te trascienda a ti misma.

Cada estrella que gira
toda palmera que crece
canta tu maravilla
generoso Hacedor.
MAGIA
En la golondrina sonríe tu gracia
en el niño que juega,
en la rosa y su fragancia.
En la hierba que crece habita tu Esencia
en el aire, en la palma.
En el sol que brilla, radiante,
en cada aliento, en cada planta.

ALEGRÍA DE AMARTE



Dame por favor, generoso Dador, la confianza, la fe, en que Tú guías mi vida, en que tus regalos son lo más alto; que pueda abrir cada día los ojos a la maravilla que me rodea.

El Alma de la vida me enseñó que tres elementos conforman lo más elevado: el Dador, su dádiva y el receptor del regalo. Indescriptible la grandeza del Dador; afortunados entre los afortunados quienes tenemos el regalo de la vida; y precioso tener conciencia elevada de esta existencia.

Padre, si pudiera conocer lo que encierra el servirte con amor, el darte de mí mismo, el entregarme a Ti con alegría, el confiarme a tus propósitos, quizá podría entender mejor que actuar para Ti es una de tus más bellas dádivas para mi corazón. ¡Siento que hay un tesoro infinito en servirte con constancia! Ayúdame a crecer en esa conciencia cada día.

Quién como Tú, Divino Dador, que cada día abres el precioso libro de esta Creación a nuestro ojos.
Quién como Tú, Divino Hacedor, que cada día te preocupas por tan variadas formas de cuidarnos a todos.

Bondad
cargada de dones
y aliento de vida
de tanta dulzura
del Ser Superior.

Oh Mensajero, qué precioso saber que Tú eres esa firme roca a la cual puedo asirme cuando la corriente del río de la negatividad quiere arrastrarme. Tú me provees de esa firmeza, adonde puedo serenamente calmar mis inquietudes y buscar tu mano providente.

Tu regalo es como agua fresca para el sediento del desierto.
Es como una luz para quien anda en tinieblas.
Es como un río de sabiduría para quien busca la verdad.

TANTOS REGALOS

Gracias, Supremo, por esta vida
llena de bendición;
por cada estrella,
las mareas y el sol.
Por la mariposa
y el picaflor.
Gracias por tu providencia,
y tu conciencia y tu amor.

Sin el regalo de sentirte a Ti, amado Dador, esta existencia sería como estar en un jardín divino y no conocer el jardinero; como leer un muy precioso libro y no conocer su autor. Como deleitarse con una canción e ignorar su cantor.

PRECIADAS GEMAS



La fe y el valor son dos preciadas gemas. Con fe crece la flor del corazón. Y con valor puedo cuidar esa preciada planta.

Tú me guías a través de la oscuridad para conducirme al reino de la claridad.

Viene dando
pasa brillando
confines alcanza
la Bondad que ama.

Bondadoso. Eres quien mejor se lleva mis dudas y temores. Ante el sol de tu alegría los miedos se desvanecen como la oscuridad al amanecer.

Además del regalo de esta existencia, hay otra bendición que me has dado y es la de saber de la maravilla que mora en mi esencia. Me has enseñado de las hermosas posibilidades que hay allí. En tu constante disposición a enseñar, día a día me muestras cómo descubrir y amar tu dulce presencia que me acompaña.

Gran privilegio
un corazón anhelante
y ser como un niño
de la mano del padre.

Cuando sus palabras me envuelven, cuando su lógica me sobrepasa, cuando mi corazón se llena de ternura, es cuando el Bondadoso seduce mi alma.

Al sentir las bondades de Dios como una cascada, al respirar lleno de gratitud, puedo reconocer el toque maestro de sus regalos.

El regalo de los regalos es también el precioso amor del Hacedor. Y es como ser conducidos hacia el castillo encantado donde hay luz, armonía, agua refrescante. Y en este castillo el ser interior puede deleitarse una y otra vez porque allí está la presencia del Sublime.

Sentir la dulzura del Amor es la más alta prioridad. Como lo es la rosa al poeta, la brújula al capitán, el bastón al ciego y el instinto de orientación a la paloma mensajera.

Unos momentos en compañía de mí mismo y mi ser conoce el regocijo de la plenitud.

En mi soledad puedo sentir la grandeza del Dador.

Escribió Jalil Gibrán:
“Descubrí el secreto del mar
meditando en una gota de rocío”.


Hermosa expresión que también se puede entender como que cada uno es una gota y en todos nosotros mora la Suprema Bondad.

OCÉANO EN LA GOTA
En la roca hay esencia de estrella
y en la gota sonríe el mar
y mi aliento lo habita el Generoso
y ahí brilla siempre la Divinidad.

PETICIONES



En la inmensidad de tus aguas sumerjo mi corazón,
allí donde se suaviza mi voz y me invade la calma.
En tu vasto océano se aplaca mi impaciencia,
pues cada ir y venir de la marea es caricia para mí
y en cada ola me inclino en plegaria reverente.

- Jalil Gibrán

Oh, Poeta. Por favor invita a mi esencia al paraje interior donde cantan las aves, donde se percibe la melodía del arroyuelo, donde el júbilo del existir me impulsa al agradecimiento. Llévame por favor adonde sea que desees conducirme. Y guíame al recinto inefable del amor, dentro mío, donde Tú habitas.

Artista Supremo. Con suave mano das pinceladas de color al ave y diseñas el verde del árbol. Y con potente vigor sostienes los mundos.
Poeta del mayor encanto. Tu magia crea universos y da la vida.
Tú, que todo lo puedes, ¿quisieras enseñarle a mi corazón la forma de amarte?

Amantísima Bondad:
Te pido apreciación por el infinito regalo que es esta existencia.
Gracias por tus incomparables presentes que comienzan con tu desbordante amor.
Cuán hermosa tu magnificencia, tu esplendorosa gloria.
La creación y tanta vida que contiene es una manifestación de tu inmensa Generosidad y Sabiduría.
Los elogios para Ti sobrepasan las palabras. Cuán gran Inteligencia con la cual son cuidadas tus criaturas, morando tu aliento en cada ínfima o grande forma de vida.
Oh, Sublime, gracias por tu inefable Luz.
Por siempre te ruego amarte, generoso Padre.
Maravilloso Dador. A tu puerta mi esencia pide tus regalos. A Ti acudo para que guíes todo mi ser.

Un pedido, recordarte
una delicia, agradecerte
el mayor privilegio, amarte.

De todos los amigos, Tú, el Amigo por excelencia. Si alguna vez mi esencia llega a no sentir el regocijo de vivir, si olvida lo trascendente, si se pierde de tus pasos, guíala a la plenitud. Llévala a ese lugar donde habitan la alegría, la claridad y la gratitud.

Tú, Bondadoso, guíame al manantial donde fluye la satisfacción.
¡Qué bello vivir con anhelo de expresarte gratitud. A mantener el goce de la belleza circundante. ¡A sentir alegría por los continuos regalos que das! ¡Cuánta maravilla hay en existir!

Hacedor Divino, permite elevar mi mirada hacia Ti cada día. Que pueda recordarte.

Oh existencia, por favor transforma la confusión en entendimiento, el orgullo en humildad, ante tu majestuosa Voluntad de Amor.

Padre Supremo. Por favor enséñame de Ti; mi alma quiere amarte, agradecerte y conocerte más. Ayúdame a cada paso del camino para que esta vida sea vivida hacia Ti, con la dicha de servirte. Aunque todo me quiera distraer y me quiera inducir a olvidarte, no me dejes olvidar tu Belleza.

Oh, Divina Majestad. Permite que Tú seas esencia de nuestra vida.
Que no estemos ciegos a la belleza de tu incomparable creación: sus montañas, sus nubes, las estrellas, el sol, las plantas, la maravilla de la vida.
Te agradezco tanto amor que pones cada día en tu universo.

Cuán bello tener entendimiento para ver realizada tu Voluntad en mi vida.
Padre, enséñame que el universo danza en la gracia de tus dedos.
Enséñame a conocer tu Luz, tu Dulzura, tu Divino Amor, para sentir siempre el regocijo de tus maravillas.

Gracias Bondadoso, por otro nuevo día.
Incontables son tus maravillas.
El bello cielo y la amada tierra.
La noche desbordante de estrellas.
Cada planta y cada criatura.
Ayúdame a fortalecer la apreciación de Ti.
Que tu cálida mano sea mi guía.
Que mi corazón pueda florecer en tu anhelo.
Permíteme unir la alabanza dichosa con la gratitud por tus obras.
Que mi permanencia en ésta, tu mansión celeste, sea siempre apreciada.
¡Cuánto quisiera que tu Luz guiara mis pasos!
Bondadoso, realizador de mi más preciado anhelo, ¡por favor condúceme a Ti, fuente desbordante de amor!
El corazón sabe que puede ser inspirado por Ti. Escultor de la excelencia interna, Artista admirable.
Por favor, que me enamore más de Ti cada día.

Buen Dios, revela por favor la crisálida en mi propio corazón y que pueda suceder la transformación mágica.
Que mi mariposa multicolor surja, se remonte y libe el néctar purificador de tu amoroso Loto!

De tu Bondad, te pedimos ser tus beneficiarios.
De tu Gracia, tus agraciados.
De tu Bendición, tus bendecidos.
De tu Belleza, tus enamorados.
Nuestros corazones saben en conciencia que nos amas a todos.
Por tanto:
De tu Magia, enséñanos a ser admiradores.
De tu Abundancia, receptores.
De tu Generosidad, agradecidos.
De tu Poder, protegidos.
De tu Voluntad, receptivos.
Por favor, con tus Manos, cuídanos.
Que a tus Pies siempre caminemos.
Que a tu Divinidad siempre admiremos.
Que tu Grandeza sublime reconozcamos.
Por todo, gracias, Amado Bondadoso.

Fortaléceme para que al caminar hacia Ti la imperfección se esfume. Que pueda desplegar mis alas para volar hasta tu amor.

Bondadoso, sana por favor mi corazón de toda forma de desamor. Sacia mi sed de tu inefable Verdad.
Te agradezco por conducirme día a día de la ignorancia al entendimiento.

Jardinero Sublime. Planta en mi esencia la flor de múltiples pétalos, para que pueda percibir la magia de cada aliento de vida cual obsequio perfecto.

¡Oh Jardinero! Bondadoso amigo. Sólo tu perfecta Mano sabe enseñar a cultivar el jardín de las delicias del alma.
Guíame para que aprenda a buscar mi contento en el dulce néctar que yace en la profunda cisterna del alma.
Sólo Tú sabes conducir al frondoso árbol de la Verdad.
Ilumina mi destino para que me guíe el amar, más que el rechazar; y el aceptar, más que el cuestionar.
Dame, por favor, la visión de tus permanentes regalos.

Conduce mi esencia, divino Padre, con tu misericordiosa guía. Llévame a la alegría, a la plenitud, a la confianza de tu incomparable Bondad.
Guíame para vivir en paz y amor conmigo mismo, reconociéndote en mi corazón.
Ayúdame a vivir para quererte.
Aparta los obstáculos que no me permiten sentirte.
Se me ha enseñado a juzgar, a odiar, por favor enséñame a amar.
Se me ha legado el miedo, llévame a la serenidad.
Abre mis ojos para apreciar todo lo que me has dado: este cuerpo humano, esta sed de Verdad, ese amor a tu creación.
Poeta, Cantor, que la canción que cantas cada día por medio de tus obras me inspire a una mayor gratitud.
Tu canción trasciende el tiempo. De tu voluntad de Amor fabricaste todo e hiciste mi vida con ternura.
¡Por favor, ábreme a tu dulzura!
Divina Bondad, ayúdame a vencer la preocupación por el mañana. Ayúdame a entender que moras en cada aliento, que tu recuerdo es la más bella Realidad.

GENEROSO AMOR


El Amor abandona el camino de los viejos destinos para andar rumbo del bosque sagrado y allí bailar y cantar las canciones de sus secretos, en los oídos de la eternidad.

El Amor es una juventud que ha roto sus cadenas.
Está abrasado por una llama sagrada, alumbrada por la luz de un Cielo que es más esplendoroso que nuestro cielo.

-Jalil Gibrán en Los Dioses de la Tierra


DULZURA

Delicia
cariño
ternura
amor exquisito.
Privilegio bello
sentir tu presencia.

Tocas cada fibra
Creador de hermosuras
alegría serena
Amor de amores.
Suave mano
de toque delicado
que nos conduce
por el camino amado.

NUESTRO TODO

Verdad Suprema
desbordante
creas
preservas
transformas.
Poder de amor
Verdad de verdades
increada
pilar del universo
fuente de la creación
jubilosa
todopoderosa.
A Ti, toda la veneración.

INFINITO

Hermoso
el despliegue de tus olas
en el océano sin fin
por tu fuerza poderosa
por tu creatividad y amor.

INMUTABLE

Tu amor nunca cambia
tu generosidad
siempre está presente.
Tu existencia en nuestro ser
es siempre tan constante.

Nunca nos abandonas
ni en la peor noche
y siempre brilla tu dicha
dentro nuestro.
Por todo ello, Padre,
eternamente ¡gracias!

OMNISCIENTE

Sabes de mi anhelo
de volver a casa
de sentirte cada momento
por ser una dicha tan magna.
Sabes amarme
trayendo la Luz
de tu Bondad tan grata.

AMIGO SUPREMO

Eres la vida
eres lo noble.
De la apariencia vas a lo profundo.
De lo transitorio a lo inmutable.
Eres digno de inmensa alabanza.
El universo a tu lado danza.
Gracias por poner en mi ser
sed de trascendencia.
Eres Rey Soberano
y tu gobierno
trasciende lo humano.
Dame visión divina.
Que el recuerdo de tu Belleza
me aliente día tras día.

DEVOCIÓN

Qué bella la planta
que espera paciente
a su amado sol.
Así hay un romance
del alma y de Dios
que anima
que impulsa
a siempre adorarlo
por ser el Dador.

AMOR

Creador de todo
Dador del aliento
Generador de la vida
Sustentador del cielo.
¡Cuánto te amamos!
Divino Padre nuestro.

DADOR DE DICHA

Océano sin límites
Divina grandeza
bañas lo creado
sostienes lo formado
y llenas la copa
del corazón humano.

VERBO

Expansión creadora
Beldad maravillosa
presente en cada rosa.
Bondad tan refulgente
siempre generosa
y el mayor gozo
sentir tu omnipresencia.

LUNA ENAMORADA

Dulce luna distante
perla de Dios
de girar allí constante.

En mágica danza
vas siempre tras la tierra
en tu encantador romance.

Gracias por mostrar
tu gran fidelidad.

También así suspiro
seguir a la Bondad
y su ternura siempre dulce.

APACIBLE

Sol sereno
pleno de paz
que tu Luz me ilumine
con tus rayos de Bondad.

MAESTRA

Gozosa va la Vida
prodigando sus tesoros
y dando enseñanzas
de cómo disfrutarlos.

DE TODOS

En cada ser estás brillando
y en cada corazón
tu amor es generoso.
¡Qué Padre tan hermoso!

PRODIGIOSO

Portentoso Poder Creador
Amor universal eterno
Irradias vida en cantidades
y estás presente en todo.

Eres plenitud y descanso
Hacedor del tiempo
Rey Supremo.

Cual gema me acompañas
cual dulce sentimiento
para amar esta existencia
y adorar este momento.

EVOCACIÓN

Al evocarte
amado Creador,
abres una ventana de luz
a mi cielo interior.

VERDAD ETERNA

Tu Sol de omnipresencia
irradia el universo.
Estás en cada parte
y en todo tiempo.
Espiral de lo creado
como una madre cuidas todo.

DULCE PROTECCIÓN

Fascinación suprema
sentimiento sereno
dulzura que disuelve
toda pena que pasa.

Presencia siempre presente
sabia magia delicada.

Sueño realizado
aliento generoso
vida milagrosa
regalo bondadoso.

TUS DESEOS

Admirable Creador:
hacer tu voluntad
satisfacer tus sueños
¡qué dicha tan suprema!
¡qué gozo tan precioso!
Gracias yo te digo
Padre Poderoso.

RELOJERO DIVINO

Con cadencia y ritmo
mi Relojero Excelso
impulsa
el vaivén de mi aliento.
Su suave compás
serena mi ser
aplaca mi anhelo
de sentir al Supremo.

Tic, tac, tic, tac
segundo a segundo
la Bondad del Adorado
anima amorosamente el tiempo
y me da el aliento.

Tic, tac, tic, tac
un impulso de vida
viene, va, viene, va
al vaivén del tiempo
ying, yang, ying, yang
viene y va, viene y va
por amor del Supremo.

Pido y anhelo
saberme en la mano
del Relojero Amado
mi gran sueño.

Como un péndulo
viene, va, viene, va
el vaivén de mi aliento
como un tic, tac, tic, tac
el vaivén que anhelo.

Su Bondad me llena
su ritmo me encanta
y apreciar el segundo
es gozar el instante
y amar su cadencia
mi gran privilegio
mi goce y regalo
del Relojero Excelso.

GRATITUD AL SUPREMO


Y despertar, al rayar el alba, con un corazón alado
dando gracias por otro día de amor
-Jalil Gibrán


Si sólo me dieras la luna
te daría todos mis besos.
Pero ya que me das el universo
tuyo soy por entero.

¿Cómo podría la flor corresponderle suficientemente a su amado sol?

Amado nuestro, los presentes que das al corazón son tan elevados.
Entre muchos otros te agradecemos:
La conciencia para maravillarnos de Ti.
El amor para expresártelo.
La ternura de tu cuidado.
Tus bendiciones exquisitas.
La dicha de tu afecto.
El éxtasis de sentirte.
Tu Verdad que podemos experimentar.
La Sabiduría que compartes.
Tu paz suprema tan refinada.
Tu plenitud tan deliciosa.
La protección constante que nos brindas.
Tu dulzura que aplaca la sed interna.
Tu Gracia omnipresente.
El fulgor infinito de tus Ojos.
La contemplación a la cual nos invitas cada día.

Eterna gratitud a tu Bondad infinita al crear y preservar en cada momento este colosal universo.

Gracias por el día de sol o el lluvioso
el mar calmado o el tempestuoso
la playa suave o la rocosa
el agua en gotas o en riachuelo.

¡Quién tuviera la emoción agradecida del niño que da un regalo a su querida madre! ¡Quién tuviera ese sentimiento hacia Ti, Amor Supremo!

Admiramos tu infinito amor y tu anhelo de que te amemos.

Qué fascinante el Divino juego en el cual hemos de buscarte y donde Tú deseas tanto manifestarte.

INEXPRESABLE
Un reconocimiento
a tu Divina Bondad
por este universo tan bello
y en cada detalle magistral.

Olas de gratitud
invaden el corazón
al admirar tu virtud
amadísimo Dador.

Tu amor infinito
no se puede expresar
tanto regalo precioso
en tu obra tan original.

¿Quién sino Tú podría crear algo tan bello como la plegaria? Gracias por tan infinito regalo.
Lo máximo que tengo por agradecerte: tu infinito amor y que me hayas creado con la capacidad de amarte.

ADMIRABLE
Tú pintas la rosa y le regalas aroma.
Das vida a la abeja que vuela tan rauda.
Me invitas a las maravillas de tu planeta.
Con reverencia entonces,
gracias a Ti, Incomparable,
por tu amor inefable.

ENTREGA
Tú, Emperador del cielo,
me regalas cada estrella
cada lucero y cada sol.
Qué lindo ofrendarte entonces
toda mi devoción.
GOCE
Estoy admirado
por el trinar de las aves
el murmullo de las fuentes
los deliciosos sabores
y los colores de las flores.

Gracias por grandes Maestros del amor como Buda, Sócrates o Mahoma, que mostraron experiencias tan bellas.

Qué hermosa la humildad de tu Grandeza, que no se impone sino que invita a su descubrimiento.

Gracias por poner en el corazón el sentimiento de dicha al buscarte y el de plenitud al hallarte.

Gratitud al Dador se llama una de las puertas a la dicha suprema.

Gracias por crear necesidades y la forma de satisfacerlas:
a la sed, el agua
al frío, el calor
al hambre, los alimentos
a la fatiga, el sueño
al desamparo, el techo
a la ignorancia, el conocimiento
a la apatía, el amor
a la sed interior, la luz de tus palabras.

Eres muy Bondadoso, además de tantas y tantas cosas, por tu capacidad divina de liberar al corazón de ataduras como el odio, los celos, las ambiciones desmedidas, la envidia.

Qué alegría que das la dicha tan elevada de poder venerarte.

Nuestra gratitud por tu Gloria y que haya sido reflejada en las escrituras sagradas.

Tantísimo por agradecer
a tu noble Bondad
un universo tan lindo
ofrendado con tal majestad.
MOTIVOS
Entre muchísimos, estos son algunos motivos para elogiarte:
La infinita maravilla creada.
Esta vida y el anhelo de amarte.
El despertar con el canto de las aves.
La mañana y las gotas de rocío.
El romance del sol y de la tierra.
Los planetas como Júpiter, Venus y Marte.
La frescura del agua.
La elegancia de la lluvia.
El vuelo de los seres alados.
Los jazmines, las azucenas y las violetas.
Las jirafas, los caballos y las ballenas.
Los mangos, los duraznos y las ciruelas.
La ternura de quienes alimentan las palomas.
Este maravilloso cuerpo, con su corazón, pulmones y cada parte.
El intrincado mecanismo de células, tejidos y órganos vitales.
El fabuloso funcionamiento del cerebro humano.
La inteligencia humana para hacer tanta ciencia.
La educación, los libros y el deseo de aprender.
Los juegos de los niños, su alegría e inocencia.
El cariño de los seres queridos y su ternura.
El poder dar, que es otro regalo que nos das.
El poder sentir maravillas como el amor y la alegría.
La plenitud, la paz y la armonía.
La paciencia, el coraje y la esperanza.
El perdón, la dulzura y la confianza.
El río de tiempo que se lleva las penas.
Los tallarines, el trigo y las verduras.
El buen humor y la risa.
El gozo de los chiquillos con los payasos.
La dicha de ver crecer los hijos.
Las casas, con sus patios y sus salas.
Las camisas, los pantalones y las medias.
La música, la lectura y el ajedrez.
El fútbol, el buen cine y el parqués.
El servicio a Ti para compartir.
El trabajo, tan bella forma de servir.

Gracias Vida por enseñar la sabiduría de tus designios. Y que pedir “que tu voluntad se haga” sea tan privilegiada oportunidad.

Un reconocimiento a:
tu Amor inefable
tu Verdad maravillosa
tu Misericordia sublime
tu Bondad insuperable
tu Gracia infinita.

Apreciamos el anhelo que Tú has puesto en nosotros de buscarte, sea como dicha, belleza, verdad o plenitud; buscamos esos atributos en grande y qué lindo saber que Tú los encarnas.

Cada momento
tanta magia
con cada aliento
por tu Gracia.

Gracias, Señor, por tus promesas siempre tan bellas.

Qué bueno eres por todo lo que haces por nosotros a cada instante.

Dulzura que cuida
fuente de alegría
Belleza que fascina.

Dulce eres, Bondadoso Supremo, por la posibilidad de acercarnos más y más a Ti desde el corazón.

Dadivoso, un homenaje a la fascinante conciencia con la que diriges la creación entera.

Siento gratitud por tanto que concedes. Y por la esperanza de tanto bien que está por llegar cada día.

HOGAR
Gracias, Esencia Divina,
por tu encantador hogar
donde habitas dentro.
Por tu presencia allí constante
y tu paz que lo circunda todo.

Por tu belleza que fascina
tu fuego que entibia
tu agua refrescante
tu bondad tan abundante.

Porque siempre Tú eres
preciosa melodía
belleza increada
dulzura tan exquisita.

OBSEQUIOS
Linda la libélula
hermoso el tulipán
preciosa la abeja
divino lo que das.

Si nos quisieras algo más
no podríamos con más amor
del que ya repartes
con tu Bondad.

FORTUNA
Padre amado:
todo lo das con abundancia
emanando conciencia elevada.
A tu Generosidad sublime
pido tu preciosa Gracia
para recibir con gratitud
de tu riqueza soberana.

OCEANO DADOR


I

Ola tras ola
océano Dador
ola tras ola
bañas las playas
de nuestras almas
con tu infinito amor.

Ola tras ola
día tras día
ves nuestras necesidades
y suples nuestros anhelos.

Ayer una ola protectora
hoy una de Bondad,
ola tras ola
tu Gracia, tu generosidad
nos da y nos da.

Instante a instante,
de hálito en hálito,
el fluir y el devenir
de tus olas de amor dentro nuestro
baña nuestros corazones.

Con olas cadenciosas
con olas amorosas,
con una y otra ola
inundas nuestras almas
Amado nuestro.
II

Un movimiento y otro
un batir de alas
y la alondra remonta su vuelo.

Un mes y otro mes,
una y otra estación
y la semilla se transforma
hasta ser gran árbol.

Gota a gota,
hoja tras hoja
nube a nube
llenas esta creación
con tu omnipresencia,
amantísimo Dador.

En tu construir constante
momento a momento, Padre,
con la Bondad de tus regalos
saturas de excelencia lo creado.
III

Aliento tras aliento
oleada de amor del Generoso
ola que asciende
ola que desciende,
tiernamente nos sostienes.

Por la ola que se eleva
por la ola que descansa
de tu aliento en nosotros,
crecemos hacia Ti, Vida
ascendemos a Ti, Supremo Amor.

Minuto a minuto
haces pleno el existir
tu armonía nos alienta,
eres conciencia
eres dicha de vivir.

IV

Brote tras brote
hierba tras hierba
tapizas de verde ternura
la alfombra de tus hijos.

De rosa en rosa
de flor en flor
tu dulce Generosidad
expresa su incontenible cariño,
manifiesta su inagotable perfección.

Una ola y otra ola
Bondad tras Bondad
tus regalos a todos, Padre,
nos rodean día a día
con su anónima generosidad.

Gracias infinitas
por tu Perfecta Bondad
Hacedor de todo
amoroso Creador.

13/12/08

DEL LANZAMIENTO DEL LIBRO

Lanzamiento en la Biblioteca Pública Piloto de Medellín, Colombia en el 2007

M. YEPES EN EL LANZAMIENTO

 

COMENTARIO DE LA TRADUCTORA Y DE UNA LECTORA

Me siento honrada y agradecida de haber tenido la oportunidad de traducir al inglés Suprema Bondad y de trabajar con Miguel Yepes quien siempre ha sido muy cordial, inspirador y generoso. Espero con entusiasmo traducir más materiales de su trabajo o de otros escritores que traten sobre temas de sus experiencias profundamente sentidas.
Dahlia Raffin, traductora



Hola Miguel,
He leído alguno de tus poemas, todos son realmente hermosos, mas me sobrecogí con el que lleva el nombre de "Dulzura" breve pero tan lleno de sabiduría, en general ellos expresan el amor ilimitado que Dios siente por todos nosotros, me interpretas en lo mas profundo de mi alma, he ido de a poco leyendo y hacerlo en medio del ajetreo de mi oficina aunque solo un breve momento es como llegar aun oasis en otro espacio que se ilumina con tus pensamientos de amor a Nuestro Padre. ..Gracias por ese regalo maravilloso!
… me parece una bendición entre tanto bullicio de la mente tener la oportunidad de contactarme con alguien que aprecia la paz y el Amor de la Creación.


Cecilia Abarca, Chile, 30 sept. 2008


Para los lectores,el poema del cual ella habla, es:

DULZURA.
Delicia
cariño
ternura
amor exquisito
privilegio bello
sentir Tu presencia.
Tocas cada fibra
Creador de hermosuras
protector del débil
alegría serena
Amor de amores.
Suave mano
de toque delicado
que nos conduce
por el camino amado.